logo alpega

INFORME DE OFERTAS DE CARGAS CON ORIGEN Y/O DESTINO LA PENÍNSULA IBÉRICA

 ENERO 2021

Una vez concluido 2020, Wtransnet, la bolsa de cargas líder en la Península Ibérica, analiza la actividad de la plataforma a lo largo de los pasados doce meses para observar la evolución de las ofertas de cargas durante este periodo.


Un año marcado sin duda por la pandemia por coronavirus, que ha condicionado el flujo del transporte de mercancías por carretera desde su irrupción en Europa en el mes de marzo. Sin embargo, y pese a los malos números registrados hasta el verano, las ofertas de cargas han recuperado el pulso en el último semestre, llegando incluso a valores superiores al año anterior en el último trimestre, hecho que ha dibujado una curva ascendente testigo de la recuperación del transporte español.

Nada hacía presagiar en enero de 2020 que solo unas semanas después el mundo entero se encontraría en una situación como la que aún estamos viviendo. La actividad en la bolsa de cargas comenzaba el año con datos muy similares a 2019, marcando marzo un punto de inflexión en el que se sucedieron en toda Europa medidas que paralizaron el comercio casi pero completo.


Como consecuencia, abril y mayo registraron ofertas de cargas muy por debajo de la media, pero con el progresivo levantamiento de las restricciones se produjo el regreso a la normalidad y una vuelta completa a la actividad.


La bolsa de cargas de Wtransnet ha cerrado 2020 con un total acumulado de 4,5 millones de ofertas de cargas con origen y/o destino Península Ibérica, una actividad un 17% inferior a 2019, que se explica, como decimos, por el parón durante las semanas más duras de la pandemia. El transporte nacional ha significado, de nuevo, más de la mitad de las ofertas de cargas, repartiéndose el resto entre importación (25%) y exportación (22%).


2020, el año del coronavirus

EXPORTACIÓN

Francia, Alemania, Italia y Países Bajos han representado, por este orden, los principales destinos de las mercancías con origen España y Portugal durante el 2020. Francia, país que recibe el 62% las mercancías exportadas desde la Península Ibérica, ha sido una de las naciones más golpeadas por las dos olas de la pandemia, repercutiendo en la balanza de exportaciones ibéricas con un 14% menos de ofertas de cargas comparado con el mismo periodo en 2019.


Pese a todo, a partir del mes de agosto se produjo una notable tendencia al alza en el volumen de exportaciones, extrapolable al resto de destinos, que redujo el gap registrado en los meses previos. Tanto es así que durante los últimos cuatro meses de 2020 se han registrado 367 mil ofertas de cargas con origen la Península Ibérica y destino el resto de Europa, un 30% más que las contabilizadas en el mismo periodo del año pasado.

IMPORTACIÓN

Línea muy similar a la observada en las ofertas de cargas de importación, con origen el resto de Europa y destino España y Portugal. Una primera parte del año con crecimiento negativo, para, a partir del mes de mayo, comenzar la curva ascendente con números muy similares a los de 2019, siendo incluso ligeramente superiores en el último trimestre.


Aun así, las ofertas de cargas con origen Francia, Italia, Alemania y Países Bajos, también nuestros principales mercados para la importación, han estado por debajo de las habituales. Una caída que, como decimos, se ha amortiguado en los últimos meses de 2020 y que no registra descensos superiores al 20%.


En resumen, las ofertas de cargas de importación superaron en 2020 los 1,1 millones, apenas un 15% menos que las 1,3 millones registradas el año anterior.


TRANSPORTE NACIONAL

A nivel doméstico, las ofertas de cargas con origen y destino la Península Ibérica, también han frenado la caída de antes del verano y han registrado valores superiores a los de 2019 en el último trimestre.


La diferencia es del 19% con respecto a las ofertas de cargas de 2019, pero teniendo en cuenta que en el mes de abril llegó a ser del 67%, podemos decir que se ha producido un balance muy positivo que nos sirve para encarar 2021 con optimismo.

Si hacemos el desglose por comunidades autónomas, por primera vez desde hace mucho tiempo Andalucía no figura en el “Top 3” de regiones exportadoras. La Comunidad Valenciana y Cataluña siguen copando los dos primeros lugares, con descensos de en torno al -20%, pero la tenue caída en Castilla y León (-9%) y la más pronunciada en la región andaluza (-24%) han provocado que la comunidad más grande de España se sitúe en el tercer lugar en cuanto a origen de ofertas de cargas.

No ha variado, sin embargo, la primera posición de Andalucía como primera receptora de ofertas de cargas a nivel nacional, seguida Cataluña y la Comunidad Valenciana. También en este caso Castilla y León vuelve a ser protagonista, ya que supera a Madrid y se coloca como cuarta región destino de ofertas de cargas.